LA HOJA DE VISITA a inmueble ¿en qué COMPROMETE al COMPRADOR?

Hoja de visita Inmueble

La Hoja, Parte o Registro de Visita es un sencillo documento que sirve a los efectos de identificar y hacer constar qué personas han visitado un inmueble, con el objetivo de cumplir unos mínimos requisitos sobre seguridad y privacidad, ante los propietarios, así como para justificar ante el cliente vendedor/arrendador la gestión realizada, en cumplimiento de las condiciones estipuladas en un encargo o autorización de venta/alquiler vigente.

La hoja de visita no es un contrato

La hoja de visita no es, en consecuencia, ningún contrato de servicio o autorización comercial o reconocimiento implícito de honorarios profesionales. En caso que un agente inmobiliario pida firmar una hoja de visita que lleve incluida una cláusula de reconocimiento de honorarios profesionales, estaríamos ante un mandato, encargo o contrato de mediación o corretaje inmobiliario. Y esta circunstancia es suficientemente relevante para que se informe convenientemente y con la debida antelación al comprador.

Cuando un comprador solicita una visita a un inmueble no está pidiendo la firma de un mandato o contrato de servicio, sencillamente está pidiendo acceder a una propiedad de su interés. Y lo hace ante el único canal que tiene a su disposición, el del vendedor o el de su agente inmobiliario.

Firma de la hoja de visita

La firma de la hoja de visita en modo alguno compromete al comprador/inquilino a comprar o alquilar ese inmueble mediante los servicios de ese profesional inmobiliario, ni mucho menos compromete el pago de honorario alguno, pues éstos sólo se devengarán en el caso de que previamente hayan sido aceptados bajo un contrato o mandato de servicio, firmado en tiempo y en forma, dónde el cliente comprador obtenga una contraprestación de servicio, y siempre y cuando se consiga perfeccionar el objeto del servicio.

También es importante considerar que un agente inmobiliario no genera el derecho a percibir honorarios o compensación económica por sus servicios en una compraventa que haya sido perfeccionada finalmente sin su intervención directa, a menos que pueda acreditar que en el momento de la compraventa existía un encargo de venta o compra en exclusiva vigente o bien, en fecha posterior a su vencimiento, si puede probar que ha existido dolo por algunas de las partes involucradas.

Documento de un proceso legal

Los buenos profesionales nunca utilizan la firma de un documento para condicionar, presionar o incluso amenazar veladamente a sus clientes, los buenos profesionales utilizan los documentos como parte habitual de sus procesos legales de formalización, en aras a dar un servicio de calidad y como soporte documental necesario en procesos de servicio que suelen extenderse en el tiempo.

¿Te ha gustado el artículo?

Share on facebook
Compártelo en Facebook
Share on twitter
Compártelo en Twitter
Share on linkedin
Compártelo en Linkedin
Share on pinterest
Compártelo en Pinterest